De mendigo a millonario, la historia de Chris Gardner - Big Bam

De mendigo a millonario, la historia de Chris Gardner

Después de ser indigente y dormir en baños públicos, Chris Gardner es hoy día un multimillonario empresario. Su vida es el ejemplo del ‘sueño americano’, y su historia ha inspirado a miles de personas.

Chris Gardner ya no es el mismo. Hoy día es un empresario exitoso, dueño de su propia firma de corredores de bolsa, tiene un Ferrari en su garaje y un clóset con más de 200 vestidos de todos los colores. Además, se dedica a dar charlas de superación por el mundo. Pero hace 25 años tenía todas sus pertenencias en una bolsa de basura que cargaba por las calles de San Francisco mientras empujaba el caminador de su hijo de un año.

Su historia pasó inadvertida hasta cuando apareció en un segmento del programa 20/20, en 2003. Desde entonces, la editorial Amistad/HarperCollins se interesó y el libro The pursuit of happyness (La búsqueda de la felicidad). Gardner tuvo una infancia difícil. Su madre estuvo en la cárcel dos veces y él pasó mucho tiempo en casas de familiares, en hogares de paso, y fue violado por un desconocido. Su padrastro era un hombre violento que maltrataba tanto a Chris como a su madre. Para salir de esta situación, se unió a la Armada y se desempeñó como asistente médico en una clínica naval.

Cuando salió del servicio se dedicó a trabajar como visitador médico. Su sueldo era muy bajo, con el agravante de que su novia quedó embarazada. Vivían muy humildemente y con lo estrictamente necesario. Un día, cuando salía del supermercado, vio a un hombre estacionando en un increíble Ferrari. Se acercó y le preguntó a qué se dedicaba. El señor le respondió que era corredor de bolsa. En ese momento, las metas en la vida de Chris cambiaron y se dedicó a buscar un puesto de aprendiz en una empresa de corredores.

PUEDE INTERESARTE

Esta madre se tomó una foto junto a sus hijos y al mirarla tuvo que correr a buscar cámara de nuevo.

En esta era digital, muchas personas se hacen famosas en las redes por hacer payasadas. …